Telemedicina

 Niños asiáticos.

“Marcar una diferencia en la cardiología pediátrica, todos los días”

El desafío

Hay 4.500 millones de personas en el mundo que no tienen acceso a cirugía cardíaca por carecer de financiamiento y capacidades. En Vietnam, por ejemplo, 1 de cada 100 niños nace con defectos cardíacos  congénitos. Y una familia pobre que vive con menos de un dólar al día no puede solventar la atención médica y tampoco tiene los medios para viajar y llevar al niño enfermo al médico.

Por otra parte, en muchos países en desarrollo hoy no hay suficientes cirujanos cardíacos que dominen las últimas técnicas quirúrgicas, sobre todo tratándose de lactantes, recién nacidos y otros casos complejos. Para hacer frente a esta realidad, VinaCapital Foundation, en colaboración con World Heart Foundation y la Red de Aprendizaje para el Desarrollo del Banco Mundial en Hanoi (Vietnam), ha estado patrocinando una serie de cursos de formación que reúne a médicos locales con los principales expertos en el campo de la cirugía cardiotorácica.

Enfoque

La serie de capacitación regional, denominada “The International Symposium for Cardiac Care Teleconference Series” (Serie de Teleconferencias del Simposio Internacional sobre Atención Cardíaca), consta de sesiones de videoconferencias que vincula a los principales expertos mundiales en cirugía cardiotorácica, cardiología y cardiología pediátrica con cirujanos y médicos especializados en cuidados cardiológicos de toda Asia.

El objetivo del programa es, por una parte, mejorar la capacidad en cirugía y cuidados cardíacos en Vietnam y en otros países asiáticos y, por otra parte, aumentar el acceso y estado de salud de los niños que padecen de enfermedades al corazón, todo ello a través de la formación de los médicos. Médicos de todo Vietnam se han reunido en los centros de la GDLN en la Ciudad Ho Chi Minh y en Hanoi para aprender de los líderes en estos temas, en tanto que los de Indonesia, Camboya, China y Bangladesh se han conectado a través de sus centros de aprendizaje para participar de manera interactiva.

Desde que el programa fuera puesto en marcha en noviembre de 2008, se han analizado más de una docena de temas cardiológicos a través de la serie. Se calcula que más de 700 médicos de Vietnam, Camboya, Bangladesh, Indonesia y China han participado en varias sesiones. Algunos se han integrado a sus transmisiones por la web (webcast).

Muchos participantes han asistido a varias sesiones [...] Hay más cardiólogos que cirujanos, así que las transmitimos por la web para permitir la asistencia de más personas a las charlas”, señaló Robin Austin, directora ejecutiva de VinaCapital Foundations.

De hecho, uno de los mejores aspectos de estas charlas es su naturaleza interactiva, que permite a los participantes hacer preguntas después de cada presentación. Los propios expositores provienen de instituciones como Emory University School of Medicine, Cleveland Clinic y Children’s Heart Institute de Washington (D. C.).

Uno de los participantes, el Dr. Thanh del Hospital Viet Duc de Hanoi, que asistió a varias sesiones, comentó: “Este programa es una oportunidad realmente valiosa para nosotros. Estamos aprendiendo de expertos que nos han ayudado a poner al día nuestros conocimientos sobre técnicas, como asimismo sobre metodologías cuando realizamos investigaciones específicas y damos conferencias. El año pasado, por ejemplo, en nuestro pabellón operamos a más de 1.400 pacientes, de los cuales 750 fueron asistidas por máquinas; es uno de los temas de este programa de capacitación”.

Refiriéndose al éxito de la serie, Robin Austin agregó: “[…] en cada una de las sesiones vemos que aumenta la cantidad de participantes. Estamos empezando a tener problemas de espacio”.

La sesión más reciente se llevó a cabo el 10 de septiembre de 2009 y su tema fue “La anomalía de Ebstein y su diagnóstico y tratamiento”, con la participación del Dr. Joseph A Dearani, de la Clínica Mayo de Rochester (Nueva York). A la conferencia en vivo de tres horas de duración asistieron 150 cirujanos cardíacos. Los países y ciudades participantes incluyeron a Da Nang, Hanoi, Hue y Ciudad Ho Chi Minh (Vietnam); Jakarta (Indonesia); Pekín (China); Phnom Penh (Camboya); Daca (Bangladesh); además, diversas ciudades de India, Nueva Zelandia, Pakistán, Filipinas y Sri Lanka asistieron a las transmisiones por Internet.

A través de la red de centros de la GDLN, se crearon carpetas de aprendizaje grabadas e interactivas en varios idiomas para ser distribuidas por la fundación a programas y bibliotecas de medicina en países en desarrollo. El Dr. Thanh señaló: “Hoy por hoy, la telemedicina está cada vez más difundida. Permite la participación de más personas y este programa es un buen método para que los asistentes mejoren su inglés”.

El éxito del programa de formación, más allá de los conocimientos intercambiados entre cirujanos, se refleja mejor en las palabras de un beneficiario directo, el Sr. Dzung, padre de un bebé de siete meses que fue operado por el Dr. Thanh: “Mi hijo, diagnosticado con anomalías ventriculares, fue trasladado al hospital para operarse hace dos días, […] su recuperación fue muy rápida y espero tenerlo de nuevo en casa dentro de una semana. La mayoría se queda más tiempo”.

En diciembre de 2008, el programa fue aceptado como “Iniciativa Global Clinton” y aplaudido por el ex presidente Clinton como un programa de salud modelo durante la reunión de la Iniciativa celebrada en Hong Kong.

 

Rergresa a los temas