Microfinanciamiento

Personas que trabajan juntas

“Formación de formadores en microfinanciamiento: ampliar la cobertura …. para marcar la diferencia”

Reducir la enorme brecha entre la demanda y la oferta de capacitación en microfinanciamiento plantea un desafío enorme en materia de desarrollo. Sin embargo, cuando la instrucción se imparte eficazmente, puede dar lugar a intervenciones sostenibles que ayuden acceder a servicios financieros a individuos de bajos ingresos.

Desde febrero de 2005, el Centro de Aprendizaje para el Desarrollo de Tokio (TDLC, por sus siglas en inglés) del Banco Mundial, junto con el Instituto del Banco Asiático de Desarrollo (ADBI, por sus siglas en inglés), ha estado ofreciendo con mucho éxito un curso denominado Formación de formadores en microfinancimiento que apunta, entre otros, a profesionales del desarrollo y del microfinanciamiento, gestores de la política pública y responsables de la toma de decisiones, donantes e inversionistas socialmente responsables de la región de Asia y el Pacífico.

El objetivo del curso es servir de herramienta para ayudar a más personas a aprender sobre microfinanciamiento sostenible con miras a fortalecer su capacidad institucional y enseñar las mejores prácticas y principios que utilizan otras instituciones internacionalmente. Los participantes aprenden mediante un método de aprendizaje combinado, el cual incluye:

  • Estudio al ritmo del participante con ayuda de libros de texto y CD-ROM proporcionados por el Fondo de las Naciones Unidas para el Desarrollo de la Capitalización (FNUDC) e interacción con profesionales e instituciones de Asia, América Latina y África para fines de asesoría y orientación.
  • Tutoría en línea y análisis virtuales con tutores que se han graduado con honores en programas anteriores.
  • Conferencias de expertos reconocidos internacionalmente en el campo del microfinanciamiento, realizadas por videoconferencia en centros locales de la GDLN y apoyadas con presentaciones y análisis sobre temas actuales y prácticas óptimas.

Desde sus inicios, el curso de MFToT ha tenido 2000 participantes. De estos, 893 provenientes de 55 países han logrado graduarse como formadores certificados. Los materiales del curso fueron adaptados al contexto local y traducidos del inglés al chino, camboyano, laosiano, tailandés, vietnamita, mongol e indonesio a fin de mejorar la accesibilidad. La novena entrega del curso comenzó el 11 de Julio con unos 400 participantes de 46 países. (para más información sobre el lanzamiento del curso MFToT9 en Japón, haga clic aquí).

Una característica importante del curso ha sido la creación de ‘círculos de profesionales’ locales en cada país. Está a punto de formarse uno en Japón y hay planes de conectar la red de comunidades locales interregionalmente a fin de crear una comunidad mundial de MFToT.

Debido a que el microfinanciamiento se ha ganado la reputación de ser la piedra angular de la lucha contra la pobreza, el Centro de Aprendizaje para el Desarrollo, de Tokio, ha estado entrevistando a algunos ex participantes que alabaron su contenido y modo de presentación y prestaron testimonio sobre la repercusión que tuvo en sus carreras.

En la zona rural de Pakistán, Muhammad Hassan, un joven de 29 años, comenta que ahora puede cambiarles la vida a otros gracias a los conocimientos adquiridos en el curso. El ex jugador universitario de básquetbol se enteró de la existencia del microfinanciamiento cuando entró al Khushhali Bank Limited como funcionario de servicios al cliente en junio de 2004. El banco existe desde el año 2000 como programa de desarrollo microfinanciero en el marco de la estrategia de lucha contra la pobreza de Pakistán.

Para ampliar sus conocimientos en microfinanciamiento, Hassan se inscribió en el curso en 2007. Al poco tiempo de recibir su certificación, fue ascendido y su sueldo aumentó en alrededor del 30%. Pronto comenzó a capacitar a otros en el banco, quienes ahora han sido asignados a puestos de primera línea en sus sucursales.

Cada producto de microfinanciamiento responde a una necesidad diferente”, dice con convicción. A menudo recuerda a su propio abuelo, un agricultor pobre. “Yo podría haberle ayudado con mis conocimientos en microfinanciamiento si todavía estuviera vivo. Entonces, quiero ayudar a los pequeños agricultores, comerciantes y gente calificada que no tiene negocios y que están dispuestos a intentarlo por el bien de sus familias”.

Mediante el curso de MFToT, Hassan ha ayudado a la gente a cumplir sus sueños y mejorar sus vidas. “Deseo hacer cuanto pueda para difundir estos conocimientos. Quiero desempeñar un papel vital en la reducción de la pobreza. El microfinanciamiento cambia vidas. Hay muchos millones de pobres en Pakistán y millones de ellos viven con un dólar diario, pero el microfinanciamiento puede mejorar sus niveles de vida y ayudarles a progresar. Trato de crear un producto destinado especialmente a los más pobres, sin intereses” (para más información sobre Hassan Muhammad, haga clic aquí).

En Mongolia, tierra de Gengis Kan, el desierto de Gobi y montañas y planicies, el microfinanciamiento tiene un significado distinto, en particular para Nergui Sandagjav. De hecho, en un país donde más de un quinto de la población vive por debajo de la línea internacional de la pobreza (US$1,25 $ al día), ella ha tenido un papel importante en despejar la vía para que otros mongoles también cumplan sus sueños.

Comenzó su carrera como especialista en microcrédito para el Programa Nacional de Reducción de la Pobreza de Mongolia, instaurado por el Banco Mundial en 1996. Desde entonces, ha trabajado en la formulación de políticas crediticias y ha capacitado a funcionarios del gobierno y a representantes del banco central y de bancos comerciales en políticas de microcrédito e implementación de programas. Para ampliar sus conocimientos sobre microfinanciamiento, se inscribió en el curso de MFToT en 2005.

Estoy tan contenta de haber tomado este curso. Cumplió mis expectativas y fue mi primera experiencia en educación en línea”. El efecto más importante que tuvo para ella fue la ampliación de su red mundial de contactos profesionales y el aumento de las oportunidades de cooperación en diversas iniciativas de microfinanciamiento. Destacó asimismo que la MFToT le ha ayudado a ampliar sus conocimientos en aprendizaje a distancia y enseñanza combinada.

Por ello, en febrero de 2009 se asoció con algunos de sus colegas y fundó la ONG “TERI: Training, Evaluation, Research Institute” (Instituto de Capacitación, Evaluación e Investigación). “Necesitamos capacitación, evaluación e investigación de calidad en las áreas de lucha contra la pobreza y desarrollo sostenible”, manifestó. “Queremos contribuir a un mejor conocimiento de las causas de la inequidad y la pobreza y difundir las estrategias exitosas”.

Su equipo ha estado ocupado en adaptar los materiales del curso de MFToT al entorno mongol. Acaban de terminar las grabaciones de voz para un CD-ROM interactivo para el próximo curso, MFToT6. Cuando esté listo el material de aprendizaje, lo promoverán como un curso electivo en las universidades mongolas. “Espero que podamos llegar a más personas en el idioma local, a los profesionales y estudiantes universitarios en temas del microfinanciamiento, y permitirles estudiar los materiales en su propio idioma” (para más información sobre Nergui Sandagjavs, haga clic aquí).

Recursos:

  • Para más información sobre el curso Formación de formadores en microfinanciamiento (MFToT), haga clic aquí.

Para más información sobre el Centro de Aprendizaje para el Desarrollo de Tokio, haga clic aquí.

Rergresa a los temas